InicioMundo«Mi hijo no me quiere porque nunca lo apoyé en sus asesinatos»: testimonio de madre de dos pandilleros de la MS-13

«Mi hijo no me quiere porque nunca lo apoyé en sus asesinatos»: testimonio de madre de dos pandilleros de la MS-13

"Mi hijo no me quiere porque nunca lo apoyé en sus asesinatos": testimonio de madre de dos pandilleros de la MS-13

«Mi hijo no me quiere porque nunca lo apoyé en sus asesinatos»: testimonio de madre de dos pandilleros de la MS-13

Radio América. “María” tiene 50 años y es una salvadoreña que está huyendo de su país en busca de asilo. Es madre de dos pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS-13), condición que la ha puesto a lo largo de su vida en una posición muy difícil.

“Nunca quise yo tener un hijo así, sin corazón, el amor de madre es único y verdadero, soy mamá de dos mareros de la mara MS-13 del Salvador. Uno lo tengo en Estados Unidos y el otro de acá”, expresó María.

Dijo que vive huyendo de varias personas que la quieren ver muerta, e incluso huye de los agentes de la policía por ser la mamá de ellos, “por ellos ando huyendo”.

Asimismo, manifestó que de dos hijos que tiene, el más peligroso y que hasta miedo le ha llegado a tener es el a “Liro Crimen”, que, según ella, cometió más de cien asesinatos.

Cuenta que cuando ella le preguntaba de donde venía, él le decía de matar a tal persona, “a mí se me paraban los pelos y le decía ándate para tu casa porque nunca vivió conmigo de la edad de 12 años se me fue de la casa y a los ocho años él ya era marero”, explicó María.

Expresó que muchos “cipotes” de su colonia se hicieron mareros porque no tenían que comer, “mi vida fue diferente porque yo me mataba por ellos para que ellos tuvieran que comer y yo decía, mis hijos nunca van a ser así”.

Reconoció que los dejaba mucho tiempo solos, pero que fue padre y madre para ellos y si no les dedicaba tiempo era porque pasaba trabajando.

Entre lágrimas dijo que su hijo “Liro Crimen” no la quiere porque nunca lo apoyó en sus asesinatos, “nunca lo apoyé en las cosas feas que él cometía, pero cuando a él lo golpeaban o que la Policía me lo fregaban, ahí me tenía a mí para llevarlo a un hospital”.

“Uno de madre no quiere ver a sus hijos en una tumba y como madre tenía que aceptar lo que él fuera”, concluyó.

Fuente: Univisión

Además lea: ¡Desgarrador! Testimonio de esclava sexual de la Mara MS-13 que logró escapar

Compartir con: