InicioNacionalesAnalista: es triste estar en manos de una persona ignorante porque las decisiones que toma son nefastas

Analista: es triste estar en manos de una persona ignorante porque las decisiones que toma son nefastas

Analista: es triste estar en manos de una persona ignorante porque las decisiones que toma son nefastas

Radio América. “Estamos pagando caro el hecho que Honduras no sea un país lindo para nacer, desarrollarse y morir en él”, dijo al programa Doble Vía, el analista político, Omar García.

“Esto no es culpa de que la población sea tonta o indisciplinada, sino por los pésimos gobiernos que han establecido políticas públicas inadecuadas y que hoy estamos cosechando las decisiones de todos esos cabezones que estuvieron en la presidencia, el Congreso Nacional y en las alcaldías, por no pensar en el fututo y solo en el aquí y ahora”, afirmó.

García aseguró que “es triste” estar en las manos de una “persona ignorante” porque las decisiones que toma son “nefastas” y estas continúan en el tiempo, pues a su criterio este es un problema de años atrás.

El especialista agregó que en Honduras se ha “fallado” en el tema de la educación, algo que está afectando directamente a la situación de la pandemia del COVID-19.

“En Honduras está fallando mucho en la educación, cuando se pone a un diputado para que dirija la Secretaría de Educación, o vemos históricamente que se ha permitido a los políticos que estén manoseando la educación, por eso teneos lo que tenemos”, manifestó.

A criterio del experto, la educación en el país esta “contaminada”, pues es una forma de “dominio” para que la gente no crezca, lo que ha generado los altos niveles de pobreza en el país.

“Yo le pregunto al pueblo hondureño, ¿es correcto que tengamos esta población enorme de personas que viven al día a día?, pues de los 9 millones de personas, 5 millones pueden trabajar, pero solo 1.2 millones, y de estos solo 236 mil son empleados y el resto son los del día a día”, cuestionó.

Respondiendo que esto se debe porque se está apostando a una forma de economía “impuesta” a la sociedad “por la misma empresa privada, el secreto sindical, gremialista y el mismo Estado”.

“No nos han gobernado las personas más inteligentes, sino aquellas que solo han estado pensando en como pagarle al Fondo Monetario, al Banco Mundial, establecer una divisa competitiva, una casa bancaria que permita a los más grandes tener jugosas ganancias”, afirmó.

 

Compartir con: