InicioOpiniónArturo Alvarado Sánchez: Crecimiento económico y reducción de la pobreza

Arturo Alvarado Sánchez: Crecimiento económico y reducción de la pobreza

Arturo Alvarado Sánchez: Crecimiento económico y reducción de la pobreza

Radio América. Como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se encuentra el objetivo No.8, el cual establece como meta “promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, empleo pleno y productivo, y trabajo decente para todos”.

Es axiomático que un país tiene que promover políticas que permitan un desarrollo económico sostenido, para lo cual es imprescindible que exista un entorno estable y un marco jurídico confiable que permitan atraer la inversión privada y que las empresas prosperen. La inversión nacional y extranjera busca igualdad de condiciones, sistemas tributarios que respeten los principios de legalidad, proporcionalidad y equidad y facilidades para insertarse en los mercados internacionales, especialmente en aquellos países pequeños y abiertos, como es el caso de Honduras. También es vital un marco normativo con trámites sencillos y fáciles de aplicar para abrir, operar y cerrar una empresa. Se debe recordar que las empresas pequeñas y medianas que son grandes generadoras de empleo, tienen dificultades en cumplir regulaciones complicadas y trámites engorrosos, que más bien facilitan la corrupción.

Pero el desarrollo económico tiene que ser inclusivo, con el objetivo de lograr el bienestar de todos los ciudadanos. El crecimiento inclusivo es el instrumento para generar un trabajo decente, oportunidades para todos los segmentos de la sociedad y especialmente de las clases sociales menos favorecidas, en tal forma de distribuir los beneficios de una economía prospera de manera más amplia y equitativa.

La generación de un empleo crea oportunidades para todos y facilita que las personas puedan disfrutar de una vida decente. Pero, complementariamente el Estado tiene que garantizar servicios básicos de calidad en seguridad, educación y salud y realizar las inversiones necesarias en infraestructura para mejorar la competitividad del país. De esta forma se lograra avanzar en forma sostenida en la reducción de la pobreza y la desigualdad, sin necesidad de esclavizar a la población pobre con bonos y otras dádivas que lo que buscan es crear una dependencia política.

Conforme a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el crecimiento es inclusivo cuando se produce en sectores como la agricultura, actividad a la que se dedican miles de personas pobres; cuando el beneficio se produce en los lugares habitados por los pobres, como ser las áreas marginales, que carecen de condiciones adecuadas; cuando se utiliza mano de obra poco calificada y logra reducir los precios de los alimentos básicos que consumen los pobres.

Entonces para que un país pueda lograr un crecimiento económico sostenible e inclusivo se necesita un ambiente libre de confrontaciones y luchas internas por razones políticas, que los políticos se preocupen por mejorar las condiciones de vida de toda la población, combatir la corrupción y la impunidad, que los gobiernos utilicen focalizada y transparentemente los recursos que por la vía de los impuestos y del financiamiento sostienen el presupuesto público y que exista un marco institucional que inspire confianza de que las leyes serán respetadas y aplicadas a los infractores, así como los pesos y contrapesos para evitar los abusos de poder, tan común en nuestros países.

 

 

Puede interesarle: J. E. MEJÍA UCLÉS: EL MIEDO

 

Compartir con: