InicioNacionalesBióloga hondureña viajó a través de aguas llenas de plástico en el Pacífico y regresó consternada

Bióloga hondureña viajó a través de aguas llenas de plástico en el Pacífico y regresó consternada

Bióloga hondureña viajó a través de aguas llenas de plástico en el Pacífico y regresó consternada

La bióloga hondureña Laura Leiva acaba de completar una travesía para estudiar la mayor acumulación de plástico marino del mundo, la llamada «isla de basura» o «continente de plástico» en el Pacífico. La importante cadena British Broadcasting Corporation (BBC) por sus siglas en inglés, resalta la experiencia de esta hondureña que espera poner su grano de arena en la conversación de la vida marina.

En la expedición internacional, EXXpedition North Pacific, participaron exclusivamente mujeres que viajaron en un buque de investigación desde Hawái a Vancouver y luego a Seattle.

«En el fondo me uní a este viaje esperando que no todo fuera a estar tan mal como había leído, con islas de plástico flotando con sandalias, cepillos de dientes, sillas y una lista de objetos variados, pero eso fue exactamente lo que se encontró en EXXpedition», relató Leiva a la BBC, quien está haciendo actualmente su doctorado en el Instituto Alfred Wegener en Heligoland, Alemania.

«Una cosa es leer sobre el problema y ver las fotos de la cantidad de plástico en destinos populares de playas alrededor del mundo», le dijo Leiva a BBC Mundo.

«Otra cosa es estar en un velero en medio de la tiniebla y al despejarse llegar a una isla inhabitada llena de botellas de plástico. Botellas que han viajado desde diferentes continentes como si fueran peces en el océano».

«Impotencia ante los microplásticos»

La isla de basura en el Pacífico es tres veces más grande que el territorio de Francia.

El continente de plástico es denominado oficialmente giro del Pacífico norte, debido a que los vientos y corrientes oceánicas hacen girar los deshechos de plástico de la misma forma en que el agua forma un remolino en un desagüe.

Leiva en el microscopio analizando muestras obtenidas del océano

EXXPEDITION NORTH PACIFIC Image caption Leiva dijo a BBC Mundo que sintió angustia al constatar la magnitud del problema de los microplásticos, incluso en lugares remotos.

La expedición de mujeres fue concebida por Emily Penn, una navegante británica convencida de que el plástico tiene un impacto tóxico en la salud, especialmente de las mujeres.

«En el fondo me uní a este viaje esperando que no todo fuera a estar tan mal como había leído, con islas de plástico flotando con sandalias, cepillos de dientes, sillas y una lista de objetos variados, pero eso fue exactamente lo que se encontró en EXXpedition», relató Leiva, quien está haciendo actualmente su doctorado en el Instituto Alfred Wegener en Heligoland, Alemania.

Las navegantes constataron incluso a más de 1.200km de la costa una corriente constante de objetos como botellas o asientos de wáter de plástico.

Pero una de las observaciones más alarmantes fue la constante presencia de microplásticos, trozos menores de 5mm.

Mujeres participantes de EXXpedition en una playa frente a una pila de plástico que recogieron

EXXPEDITION NORTH PACIFIC Image caption La expedición contó con participantes de Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Eslovenia, Noruega y Honduras.

«Actualmente se calcula que 500 trillones de pedazos de plástico flotan en nuestros océanos y aún así cada minuto alrededor del mundo se venden casi un millón de bebidas embotelladas.

«Botellas que la mayoría del tiempo se usan una sola vez, pero pueden terminar flotando el océano por cientos de años.

Leiva urge a todos a que al comprar un producto «piensen si en realidad necesitan ese producto, de qué está hecho y si es posible volverlo a usar».

«Éste es un problema que nos afecta a todos. El océano es fuente de alimento, oxígeno y transporte y además controla nuestro clima», subraya.

«Si no lo cuidamos, nos estamos destruyendo» finalizó la hondureña.

Lea la nota original en: BBC MUNDO.

Lea más: Descubre ECO, un movimiento anti plástico y sus pajillas de bambú

Compartir con: