InicioOpiniónCerrar los ojos y seguir haciendo lo mismo

Cerrar los ojos y seguir haciendo lo mismo

El Cambio Climático Global y el Agua

Cerrar los ojos y seguir haciendo lo mismo

Por: Arturo Sánchez Álvarado. Ex-ministro de Finanzas

Realmente que algunos de nuestros honorables diputados como que viven en otro planeta al presentar iniciativas que no parecieran tener mucho sentido en los tiempos actuales.

Como ejemplo, presentamos esta iniciativa en vista que va en línea con temas de actualidad, como ser el Infop y el desarrollo tecnológico que se está experimentando en todo el mundo: “Que este Congreso Nacional a través de su Junta Directiva y mediante la Comisión de Trabajo y Asuntos Gremiales convoque a una reunión urgente a los representantes del Ministerio de Trabajo y representantes gremiales para tratar la problemática que están viviendo los trabajadores debido al uso irregular y excesivo de tecnología que viene a sustituir la intervención humana promoviendo así el desempleo que tanto afecta la nación”.

El avance de la tecnología no se puede detener ni las transformaciones que provoca en todos los sectores y es utópico, o querer cerrar los ojos, el tratar de aislar a nuestro país y a los hondureños de un proceso irreversible.

La preocupación debería ser más bien cómo podemos facilitar para que los hondureños se adapten y enfrenten estos cambios. La educación y el trabajo son dos elementos que están estrechamente vinculados.

El desempleo está asociado con las carencias educativas que padecen los sectores sociales desfavorecidos, las minorías étnicas, los jóvenes que abandonan los estudios y las personas adultas que en su día no se beneficiaron de la escolarización básica. Igualmente resulta imprescindible que los estudiantes reciban entrenamiento sobre las nuevas tecnologías de la información, fundamentalmente la informática y las tecnologías de imagen.

De igual importancia es que la mano de obra pueda ser entrenada para facilitar su adaptación a los procesos de renovación tecnológica que tendrá que enfrentar. Por lo tanto, pareciera sumamente conveniente contar con un sistema educativo que facilite a gran parte de la mano de obra acceder a este tipo de cualificaciones, como sería un Infop moderno y competente.

La modernización tecnológica conlleva cambios en la organización del trabajo y de la manera de ejercerlo, haciendo uso de las facilidades tecnológicas.

Para el caso, una cajera de supermercado que se sirve de una lectora óptica, médicos asistidos por robots, gerentes de fábrica programando robots, maestros impartiendo clases virtuales, etc. El desarrollo de planes de formación profesional en nuevas tecnologías plantea, como otro problema neurálgico, la formación de los formadores.

Si hay que preparar a los alumnos para ser capaces de comprender procesos completos, de tomar iniciativas, de tener unas capacidades versátiles y flexibles, de aprender por sí mismos, no basta con que los formadores sean buenos técnicos. Han de tener en el terreno socio-psico-pedagógico.

Habrá entonces que ilustras al honorable diputado sobre lo absurdo de su propuesta de coartar los avances tecnológicos y en su lugar motivarlo a que presente iniciativas que impulsen una transformación educativa y estratégica en los planes de estudio y en el Infop, para que los hondureños puedan recibir las enseñanzas que el mundo actual y el futuro requieren de los trabajadores y así facilitarle su inserción en este nuevo entorno.

 

Compartir con: