InicioNacionalesConadeh: Del 2000 a junio del 2019 más de 86 mil muertes violentas en Honduras

Conadeh: Del 2000 a junio del 2019 más de 86 mil muertes violentas en Honduras

Conadeh: Del 2000 a junio del 2019 más de 86 mil muertes violentas en Honduras

Conadeh: Del 2000 a junio del 2019 más de 86 mil muertes violentas en Honduras

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), reveló hoy que Honduras vive una situación de violencia que ha dejado como saldo, en los últimos 19 años y medio (2002- junio 2019) más de 86 mil personas que han perdido la vida violentamente, es decir, una víctima cada dos horas, cuyos crímenes, en más del 90% de los casos, se mantienen en la impunidad.

El titular del CONADEH, Roberto Herrera Cáceres, reconoció los esfuerzos del gobierno al poner en práctica una serie de acciones, en materia de seguridad pública, que han incidido en el descenso significativo de la tasa de muertes violentas, a nivel nacional, al pasar de 86.5 homicidios por cada 100,000 habitante en el 2011 a un poco más de 41, en el 2018.

Honduras registró en la primera década del presente siglo (2000- 2009) la muerte violenta de 33,107 personas, un promedio de 276 víctimas mensuales o 9 diarias.

En la siguiente década, que abarcó del año 2010 a junio del 2019 (9.5 años) el número de muertes violentas ascendió a 52,981 personas, un promedio de 465 víctimas por mes, superando en más de 19,800 casos las víctimas de los primeros diez años del presente siglo.

La muerte violenta de personas alcanzó las cifras más altas en los años 2011 (7104) y 2012 (7172). Para el año 2018 la cantidad de homicidios se redujo a un poco más de 3,700 personas. En el primer semestre del 2019 la cifra de muertes se acercó a las 1900 víctimas.

El país alcanzó, en el 2011, una tasa de 86.5 homicidios por cada 100,000 habitantes, casi 10 veces más que el estándar mundial establecido por la OMS en 8.8.

En el año 2018, la tasa se redujo a un poco más de 41 homicidios por cada 100,000 habitantes, sin embargo, aún se mantiene en un nivel cinco veces mayor a la tasa mundial.

Urge entrar al terreno de la seguridad humana

 El Ombudsman hondureño dijo que se debe reconocer el esfuerzo del Gobierno, sin embargo, se tiene que bajar a, por lo menos, un 8.8 homicidios por cada 100,000 habitantes, que es la tasa mundial, y eso no se va a lograr únicamente con seguridad policíaca.

Indicó que se necesita entrar al terreno de la seguridad humana, pensando en cómo se van a quitar las causas estructurales de la pobreza que afectan a seis de cada diez personas en Honduras, país que cuenta con un poco más de 9 millones de habitantes.

Además, es necesario pensar en cómo superar las causas de la violencia, cómo generar empleo digno, que los servicios públicos sean accesibles y cómo evitar las alzas inmoderadas que hay en la canasta básica y en el servicio eléctrico.

Según el Defensor del Pueblo todo eso incide para que la mayoría este en la pobreza y agregó que, un verdadero político del siglo XXI no solo debe pensar en cómo llegar al poder sino cómo enfrentar esos múltiples problemas.

Agregó que un Estado democrático de derecho no puede tener a la mayoría de personas en la pobreza.

Herrera Cáceres recordó que, a mediados de la década del 80, del siglo pasado, se suscribieron las declaraciones de Esquipulas, por una paz firme y duradera en Centroamérica y poner fin a la violencia.

Además, democratizar los países, evocando un sistema democrático participativo, representativo, donde prevaleciera un sistema de respeto efectivo a los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas y a la justicia social.

Indicó que, basado en esas declaraciones y compromisos se puso fin a la guerra y, al mismo tiempo, se construyó el sistema de integración centroamericana, se elaboró el Protocolo de Tegucigalpa, la Alianza Centroamericana para el Desarrollo Sostenible, el Tratado de Seguridad Democrática Centroamericana y otros tratados basados en hacer efectivo los derechos humanos de los habitantes.

Lamentó que la falta de aplicación de toda esa estructura se ha vuelto a la situación de violencia que ahora no se manifiesta a través de guerras o de subversiones, sino que es aprovechada por la criminalidad organizada y el narco-actividad.

Fuente: Conadeh

PUEDE INTERESARLE: Líder garífuna muere asesinado a disparos frente a su casa en La Ceiba

 

Compartir con: