InicioNacionalesContrabando, salud y Covid-19 en Honduras

Contrabando, salud y Covid-19 en Honduras

Contrabando, salud y Covid-19 en Honduras

En plena pandemia de COVID-19 el auge del contrabando ha tomado mayor fuerza como una opción de las estructuras criminales para poder financiar sus actividades ilícitas. El contrabando también esta ligado a la salud y al daño que sus productos podrían causar, pues estos incumplen las regulaciones sanitarias y de etiquetado, un ejemplo claro es el caso de los cigarrillos no cumplen con las disposiciones de la Ley Especial para el Control de Tabaco y no cumplen con las advertencias de salud autorizadas por el IHADFA.

La nueva normalidad implica que las empresas realicen procesos y controles nuevos para desinfectar sus productos y el manejo de los mismos en la cadena de distribución no es la excepción. En el caso de los productos de contrabando, estos puede venir infectado por Covid-19, pues los grupos criminales que hacen negocio con estos, ingresan al país productos de China y otros países que no solo son ilegales, vienen sucios y no cumplen con las medidas estipuladas para prevenir virus y bacterias.

Evitar la propagación del COVID-19 también esta en nuestras manos, y en la cadena de distribución de productos de contrabando es indispensable que también actúen dos de sus actores principales, los negocios que venden este tipo de artículos y el consumidor final. Como dueño de un negocio tu también pues actuar y “ser limpio” en tu negocio al no vender contrabando de productos de procedencia dudosa.

Por lo general los productos de contrabando son elaborados con materia prima de baja calidad, lo que pone en riesgo la salud del consumidor. Un estudio en Reino Unido reveló que muchos de los cigarrillos que se encuentran en el mercado y son ilegales contienen sustancias como arsénico, pesticidas y veneno para ratas.

En el caso del consumidor final, si bien es cierto que en épocas de crisis como esta anda en busca de ofertas y de productos de menor precio, es necesario que considere lo que ese ahorro puede causar en su salud, y si como leyó en la parte de arriba usted podría estar productos contaminados con veneno, insecticidas y otras sustancias que podrían poner en riesgo su salud, a parte de no saber los controles de elaboración y distribución de los mismos y si podrían estar contaminados con algún tipo de bacteria o virus como el COVID-19.

Los rubros afectados por el comercio ilícito son: medicina, cigarrillos, bebida alcohólicas, azúcar, maquillaje, perfumes y ropa. La crisis de COVID-19 ha aumentado los peligros que representa el comercio mundial de productos farmacéuticos falsificados. Al no vender o comprar productos de procedencia dudosa también es una medida de prevención contra el contagio por COVID-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Interpol, han advertido del incremento en el volumen en la venta de medicamentos falsos relacionados con el coronavirus en países en desarrollo como Honduras. Estos productos ineficaces y fraudulentos socavan la salud pública y los esfuerzos para detener la pandemia, sumado a que la escasez actual de productos médicos y de atención médica está siendo explotada rápidamente por organizaciones delictivas sin tener en cuenta la salud y seguridad del paciente.

La Alianza Transnacional para Combatir el Comercio Ilícito (TRACIT por sus siglas en inglés) advierte que los sitios web de compras por Internet y las populares plataformas de redes sociales ya son vulnerables a las ofertas de productos falsos y fraudulentos, e Interpol informa miles de enlaces a anuncios fraudulentos de productos médicos relacionados con COVID-19. TRACIT también advierte de los productos farmacéuticos y productos médicos falsificados y de baja calidad: mascarillas quirúrgicas, geles hidroalcohólicos, kits de prueba, termómetros, guantes, desinfectantes y monitores de ingeniería para medir la temperatura del cuerpo / cabeza y las opciones de tratamiento exploradas actualmente, como hidroxicloroquina y azitromicina.

Esta en sus manos decidir si se arriesga a poner en peligro su salud y a ser estafado con productos de contrabando de mala calidad que antes que un bien, podrían incrementar un riesgo para su vida.

Compartir con: