InicioNacionales“Corrupción sobre Ruedas”, el nuevo caso al descubierto por la MACCIH en Honduras

“Corrupción sobre Ruedas”, el nuevo caso al descubierto por la MACCIH en Honduras

“Corrupción sobre Ruedas”, el nuevo caso al descubierto por la MACCIH en Honduras

Radio América. La Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) ha puesto al descubierto este martes un nuevo caso denominado “Corrupción sobre Ruedas”.

La línea investigativa ha sido dirigida contra funcionarios y exfuncionarios del Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (BANADESA) quienes habrían conformado una estructura para «drenar» 11 millones de lempiras que correspondían a fondos de proyectos sociales, informó el organismo.

En este caso las personas señaladas son el gerente financiero de Banadesa, David Eduardo Ortiz Handal, el gerente administrativo, Juan Ramón Maradiaga Franco y el coordinador del proyecto PRAF-Banadesa Bono 10 Mil, Carlos Josué Romero Puerto.

Drenaron fondos del Bono 10 Mil

Como cómplices necesaria figuran los nombres de Karol Vanessa Alvarado Izaguirre y Claudia Noriega Gonzales, unas particulares que colaboraron con funcionarios públicos para tal fin.

La vocera de la Misión dependiente de la OEA, Ana María Calderón, manifestó que para estos hechos se utilizó una “empresa de fachada”, refiriéndose a la empresa Servicios e Inversiones AID la cual fue montada por la féminas anteriormente mencionadas.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por los equipos integrados, mencionó Calderón, el desvió de fondos tenían como propósito el financiamiento de campañas políticas y fines personales.

Más de 11 millones…

Por tal motivo las personas señaladas son acusadas de abuso de autoridad, uso de documentos falsos y fraude.

Explicó la vocera que dicha línea de investigación surgió del ya conocido caso “Pandora”. 

La MACCIH para esto basa más de 100 elementos de prueba en un periodo de indagaciones que les llevó un aproximado de siete meses.

Asimismo se detalló que el monto utilizado por los involucrados entre el 4 de julio del 2013 al 19 de mayo de 2014 consistió en 11 millones 401 mil 151 lempiras. “Estos se gastaron mediante 104 débitos”, especificó.

Modalidades utilizadas

“Los acusados, autores y cómplices se confabularon para crear un esquema mediante el cual a través de Banadesa se utilizaron fondos que estaban destinados para el Bono 10 Mil”, expresó Calderón.

El contrato simulado para el arrendamiento de vehículos blindados fue una de las formas utilizadas por los imputados, pues argumentaban con esto el traslado de personeros del banco para la distribución del bono.

Sin embargo al evaluar la diversa documentación encontrada se concluyó que en realidad los vehículos se emplearon para la movilización de activistas que iban a trabajar en la campaña electoral de cara al proceso de 2014.

El alquiler de los automotores finalmente fue pagado por Banadesa con cheques no negociables en un monto total de 4 millones 154 mil 020 lempiras.

Otra modalidad

La segunda modalidad, abundó la vocera, renace de fondos del Estado hondureño para la campaña política del Partido de gobierno en el que se abusó de más de 6 millones de lempiras.

“Uno de estos ejemplos los constituyen un consumo de alimentación de 700 mil 500 sándwiches que habrían sido utilizados el 27 de enero del 2014 en el Estadio Nacional”, apuntó.

Cabe mencionar que el cuestionado «Bono 10 Mil» se creó mediante un convenio suscrito el 19 de mayo de 2010 que tenía como objetivo la entrega de beneficios monetarios a personas de la tercera edad y de aquellas con capacidades especiales.

Compartir con: