InicioNacionalesDINAF registra un promedio de 400 casos de sustracción ilícita de niños cada año

DINAF registra un promedio de 400 casos de sustracción ilícita de niños cada año

DINAF registra un promedio de 400 casos de sustracción ilícita de niños cada año

Según reportes de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), cada año se registran en Honduras un promedio de 400 casos activos de Sustracción Internacional de Niños, Niñas y Adolescentes.

Entiéndase la Sustracción Internacional de Niñas y Niños como la acción ilícita que comete el padre o madre cuando traslada a uno o varios de sus hijos e hijas hacia otro país sin la autorización del otro progenitor.

Francisco Urbina, jefe del Programa de Migración y Restitución Internacional de Niños, Niñas y Adolescentes de la DINAF señaló que generalmente la sustracción ilícita de las y los menores de edad es cometida por la madre.

Explicó que de la mano de la Sustracción Internacional también se comete la Retención Ilícita de los niños y niñas, que es cuando uno de los progenitores autoriza la salida del país de su hijo o hija por un período corto de tiempo “llamase vacaciones”, sin embargo, transcurrido el mismo, la madre o el padre decide prolongarlo y opta por la permanencia de residencia en dicha nación.

Urbina añadió que para ambas situaciones se sigue el mismo procedimiento de recuperación de los niños y niñas, amparado en el Convenio de La Haya de 1980, como documento oficial y legal que establece un plazo de 6 semanas para que las autoridades centrales de cada uno de los países involucrados realicen las acciones de localización de la o el menor de edad, para asegurar que se encuentre en óptimas condiciones, y en caso contrario proceder a su recuperación inmediata, para finalmente garantizar la restitución internacional a su país de origen.

A través de dicho instrumento internacional del cual Honduras forma parte desde 1994, se busca que el niño o la niña permanezca en el hogar, en su comunidad, en el lugar donde se encuentra su cultura, su centro educativo, su familia, sus amistades, su círculo más cercano, es decir, en el entorno que se denomina centro de vida y que no sea interrumpido por la sustracción ilícita.

La misma se genera por muchas causas, que en su mayoría responden a problemas de índole doméstico, conflictos que se dan entre el padre y la madre, que en ocasiones obedece a la violencia doméstica o quizá a un litigio por demanda de alimentos.

El experto en el tema indicó que los problemas que se generan entre las parejas sin duda impactan en la vida de los niños y niñas, al tiempo que acotó que “detrás de cada caso de sustracción hay un pleito más grave o de fondo”.

El padre o la madre que atraviesa por un problema de sustracción ilícita de su hijo o hija puede abocarse a las seis Oficinas Regionales de la DINAF con sede en Tegucigalpa, San Pedro Sula, La Ceiba, Choluteca, Santa Rosa de Copán, y Comayagua, así como a las locales, debiendo presentar los siguientes requisitos: Acta de nacimientos y fotografía del niño o niña, así como documentos de identificación personal que acrediten el parentesco de ambos padres, y que hagan constar que Honduras es el lugar de residencia habitual del niño o niña, y en caso de tener conocimiento proporcionar la ubicación de donde se encuentra el o la menor de edad.

Una vez que la DINAF tiene conocimiento de los casos, realiza la coordinación pertinente con la Organización Internacional de Policía Criminal-Interpol en el marco de la activación de alertas amarillas que se da para aquellos casos en que se desconoce el paradero del niño o niña, y con las autoridades centrales de otros países.

La DINAF llama a la conciencia a los padres y madres de familia como principales responsables del cuidado de la niñez, de hacer prevalecer su Interés Superior priorizando su bienestar en todo momento.

 

 

Lea además: Ministro de Trabajo dice que quinquenios se harán efectivo a partir de julio

Compartir con: