InicioNoticiasEl cáncer de mama es la segunda causa más frecuente de muerte en las mujeres

El cáncer de mama es la segunda causa más frecuente de muerte en las mujeres

El cáncer de mama es la segunda causa más frecuente de muerte en las mujeres

El cáncer de mama es la segunda causa más frecuente de muerte por cáncer en las mujeres. Según estudios de American Society of Clinical Oncology (ASCO), afirman que para 2017 en EEUU. se produjeron al menos 41,070 muertes de las que 40,610 eran mujeres y 460 hombres a causa del cáncer de mama. El cáncer de mama metastásico generará la amplia mayoría de dichas muertes.

Estadísticas en Honduras 

La Secretaría de Salud de Honduras informó que el número pacientes atendidos hasta septiembre de 2017 por diferentes tipos de cáncer subió a 2,036 casos.

Los datos registrados en orden de mayor incidencia son:  cáncer de cuello del útero, seguido por el de mama, luego el de estómago, pulmón y próstata.

Por su parte, el titular de la Liga Contra el cáncer, Manuel Maldonado, afirma que  el año 2018 cerrará con una estadística de al menos 8 mil nuevos casos de diferentes tipos de cáncer.

Siendo el cáncer de mama el segundo con más incidencias en el país.

La Fundación Hondureña para el Cáncer de Mama  (FUHOCAM), Asegura que en Honduras los departamentos con más incidencias son: Francisco Morazán, Olancho, El paraíso, Yoro, Cortés, Atlántida y Copán.

FUNHOCAM, desde su fundación a la fecha ha prestado atención a 20,433 pacientes de cáncer de mama.

Infografía Keshia Ruiz.

Síntomas

Según la Asociación Americana del Cáncer, cualquiera de los siguientes cambios inusuales en la mama puede ser un indicio de cáncer de mama:

  • inflamación de la mama o parte de ella
  • irritación cutánea o formación de hoyos
  • dolor de mama
  • dolor en el pezón o inversión del pezón
  • enrojecimiento, descamación o engrosamiento del pezón o la piel de la mama
  • una secreción del pezón que no sea leche
  • un bulto en las axilas

Estos cambios pueden ser también indicios de afecciones menos graves y no cancerosas, como una infección o un quiste. Es importante que un médico revise inmediatamente cualquier cambio en las mamas.

Factores de Riesgo 

Un factor de riesgo es todo aquello que aumenta la probabilidad de que una persona desarrolle cáncer. Si bien los factores de riesgo con frecuencia influyen en el desarrollo del cáncer, la mayoría no provoca cáncer de forma directa. Algunas personas con varios factores de riesgo nunca desarrollan cáncer, mientras que otras personas sin factores de riesgo conocidos sí lo hacen.

El riesgo de desarrollar cáncer de mama aumenta a medida que la mujer envejece y, en la mayoría de los casos, la enfermedad se desarrolla en mujeres de más de 50 años.

Una mujer que ha tenido cáncer en una mama presenta un riesgo más elevado de presentar un nuevo cáncer en cualquiera de las mamas.

Existen varios genes hereditarios vinculados con un aumento del riesgo de desarrollar cáncer de mama, así como otros tipos de cáncer.

Al igual que con otros tipos de cáncer, los estudios continúan mostrando que diversos factores del estilo de vida pueden contribuir al desarrollo de cáncer de mama.

• Peso

Estudios recientes han demostrado que las mujeres posmenopáusicas con sobrepeso u obesidad tienen mayor riesgo de padecer cáncer de mama. Estas mujeres también tienen un mayor riesgo de que el cáncer reaparezca después del tratamiento.

• Alcohol

La investigación actual sugiere que consumir más de 1 o 2 bebidas alcohólicas por día, lo que incluye cerveza, vino y licor, aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama.

• Alimentación

No hay una investigación confiable que confirme que comer o evitar determinados alimentos reduzca el riesgo de desarrollar cáncer de mama o de que el cáncer reaparezca después del tratamiento.

La exposición a radiación ionizante a edades tempranas puede aumentar el riesgo de que la mujer contraiga cáncer de mama. Por ejemplo, la radiación terapéutica en el tórax por linfoma de Hodgkin puede aumentar el riesgo de cáncer de mama.

Prevención

El cáncer mamario es uno de los cánceres diagnosticados con mayor frecuencia en mujeres. La detección temprana del cáncer mamario puede salvar vidas y aumentar las opciones de tratamiento.

El autoexamen de senos debe realizarlo 7 días después del período menstrual. Si está embarazada, amamantando o en la menopausia, hacerlo el mismo día cada mes.

Imagen Cortesía de la web.

Por otra parte la mamografía de diagnóstico es similar a la mamografía de detección, salvo que se toman más imágenes de la mama. Por lo general, se utiliza cuando la mujer experimenta signos, como un bulto nuevo o secreción del pezón.

La mamografía de diagnóstico también puede utilizarse si en una mamografía de detección se encuentra algo sospechoso.

Con información de: FUNHOCAM, Liga Contra el Cáncer y la web.

Lea más: Alrededor de 8 mil nuevos casos de cáncer se registraran en lo que resta del año

Compartir con: