InicioOpiniónJ. E. MEJÍA UCLÉS: EL MIEDO

J. E. MEJÍA UCLÉS: EL MIEDO

J. E. MEJÍA UCLÉS: EL MIEDO

J. E. MEJÍA UCLÉS: EL MIEDO

J. E. MEJÍA UCLÉS: EL MIEDO

El desarrollo político latinoamericano vive una de las páginas más negras en el devenir histórico de este siglo XXI, de una Cuba indigente, que se ha vuelto un país parásito de exportar médicos en plan de alquiler, y de succionar materias primas para poder vivir el caso del petróleo venezolano, que vendía en el mercado libre para captar divisas para mantener el régimen, manejando una temática de mantener una serie de dictaduras, Nicaragua, Venezuela, Bolivia, y romper el orden establecido de la democracia participativa y representativa, por la reelección continuada, hay cada vez más payasos como presidentes. Donde el próximo candidato es México, donde ya los funcionarios intermedios de López Obrador se dan el lujo de decir que la cuarta reforma del estado es la de un estado comunista, caduco, incapaz, que ha demostrado hasta la saciedad la incompetentica, mencionando los diputados por Tabasco, reformar el artículo 83 Constitucional, pidiendo la reelección de López Obrador,“sufragio efectivo, no reelección”. Marx, se murió pensando que iba a enterrar el capitalismo.

El gran desafío es saber si el modelo económico financiero es sostenible, ya Stiglich lo ponía en duda. Hasta donde el modelo es sostenible desde el punto de vista socioeconómico, las falencias sociales son tan grandes que se van ensanchando paulatinamente por el crecimiento demográfico.

Ya hemos hablado que las reglas derivadas de Breton Woods, producto de la II guerra mundial ya están superadas., las relaciones internacionales están viviendo una completa anomia. Una falta de reglas, las nuevas reglas, más recientemente no se están respetando. Lo vemos en el órgano de aplicación de la Organización Mundial de Comercio.  En la crisis de los acuerdos de desarme y no proliferación nuclear y tal vez la más importante, la del cambio climático, y el no cumplimiento del Acuerdo de París. Donde un Presidente, Trump, incompetente y estafador, trata de cambiar el mundo a su gusto y manera. Olvidándose de que hay normas internacionales de estricto cumplimiento.

Como lo manifiesta Felipe González, volvemos a la nueva guerra fría, con más actores y más distintos. Ahora en el nuevo desorden internacional, los protagonistas han cambiado. Situación tremenda en oriente próximo, desde un Israel que pretende por sus propios intereses de la derecha que la gobierna incorporar nuevos territorios que no le pertenecen, para ser más exactos los Altos del Golán. El choque entre las grandes potencias, China y Estados Unidos de América. Como ya lo dijera Tucídides, en el Diálogo Meliano, en el cual habla de la realpolitik, escuela de pensamiento político, que en tiempos pasados la aplico Willy Brandt, siendo Primer Ministro, en sus relaciones con la República Democrática Alemana, que antepone el poder a la ética en las relaciones diplomáticas. En la que Atenas término sometida por Esparta. “Se trata más bien de alcanzar lo posible de acuerdo con lo que unos y otros verdaderamente sentimos, porque vosotros habéis aprendido, igual que lo sabemos nosotros, que en las cuestiones humanas las razones de derecho intervienen cuando se parte de una igualdad de fuerzas, mientras que, en caso contrario, los más fuertes determinan lo posible y los débiles lo aceptan”. Que es el resultado de que China,  superará a los Estados Unidos, en un plazo no mayor de 30 años.

Esto da como conclusión que en la crisis global los que más sufren son las democracias representativas; los autoritarismos tienen menos problemas. En esta anomia general son los sistemas despóticos los que mejor se desenvuelven, los que tienen menos costos. La sociedad actual aguantaría una nueva crisis; no lo creo, será que el modelo de sociedad es el malo, un modelo que sigue concentrando una redistribución negativa del ingreso, tanto en las etapas de la crisis como en las del crecimiento. Pero el mundo vive pendiente de una nueva crisis ahora más profunda, más determinante, más arrolladora.

Por último, llegamos a lo que nos es más próximo el Medio Ambiente, la falta de agua, destrozar el bosque, eliminar las especies, quemar, incendiar, los Bolsonaros, cainitas que depredan todo lo que está a su alcance, para sembrar soja y criar más cabezas de ganado, nos estamos muriendo lentamente, la agonía, que nos llevará al Armagedón, a una nueva guerra, en 20 años. Las potencias renegando de un acuerdo que es modelo de equilibrio.

Lea también: J. E. MEJÍA UCLÉS: TRIUNVIRATOS

Compartir con: