InicioNacionales“El odio, las mentiras o manipulaciones políticas sucias no son bienaventuranzas”: Cardenal Rodríguez

“El odio, las mentiras o manipulaciones políticas sucias no son bienaventuranzas”: Cardenal Rodríguez

“El odio, las mentiras o manipulaciones políticas sucias no son bienaventuranzas”: Cardenal Rodríguez

Radio América. El cardenal Óscar Andrés Rodríguez, en su homilía dominical, se refirió a la celebración del día de todos los Santos, sobre las bienaventuranzas y además felicitó al personal de salud que está en primera línea en el combate de la pandemia del COVID-19.

Dijo que Jesús en las bienaventuranzas se dirige a las personas que viven en situaciones dolorosas, a los pobres, a los que pasan hambre, los que lloran, pero también los que viven actitudes semejantes a él mismo.

“La bienaventuranza son la carta magna de la vida cristiana, del seguimiento de Jesús, de la salvación futura, son los puntos más determinantes con los cuales Jesús ha pretendido una nueva humanidad, son la expresión del nuevo ser humano fundado en Cristo”, externó.

Afirmó que vivir el espíritu de las bienaventuranzas requiere un gran esfuerzo interior y con las bienaventuranzas, Jesús quiere proclamar el reino de Dios y quiere enseñarnos a vivir los valores de ese reino, al que Jesús dedica su vida apasionadamente haciendo el bien a todos.

Este domingo se celebra la fiesta de todos los santos y el Cardenal en su mensaje recordó que una multitud de santos y que fueron gente corriente como nosotros que vivió de manera sencilla, pero que han comunicado paz y fueron auténticos, compasivos, solidarios y que entregaron la vida generosamente.

Además, el purpurado recordó a Sor María Rosa y Madre Teresa de Calcuta, porque fueron gente sencilla que confiaron en Jesús y su palabra de amor, y entendieron que sin Dios la vida es oscura, vacía y carente de sentido.

Reiteró que los Santos fueron como nosotros, pero vivieron en la confianza, y creyeron en la alegría del evangelio, no es una alegría barata como la que vende el mercado, sino la alegría de aquel que antes de subir al cielo nos dejó la alegría que nadie puede arrebatar.

“Dios quiere nuestra felicidad, no solo para después de la muerte, también la felicidad en esta vida, pero que se construye solo en el amor, no el odio, no en intriga, no en mentira, no en manipulaciones políticas sucias, que no deja más que tristeza y angustias, esas no son las bienaventuranzas”, lamentó.

Rodríguez Maradiaga felicitó a los médicos, a las enfermeros y enfermeras, personal de salud y a todos los voluntarios que están ayudando en ocasión de esta pandemia. Además, felicitó aquellos a los que tienen que soportar por amor, las burlas, criticas, calumnias, maledicencias y a los que no pactan con la mentira.

“Felicitamos a los que son sensibles, a los que les afecta el sufrimiento ajeno, aunque no sea el suyo, felicitamos a los que defienden y son voz a cuáles aquellos los poderosos han silenciado”, agregó.

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir con: