InicioMundoEspaña condena la intervención de militares y Policía en Bolivia

España condena la intervención de militares y Policía en Bolivia

España condena la intervención de militares y Policía en Bolivia

EFE. El Gobierno español condenó este lunes la actuación de las Fuerzas Armadas y la Policía en Bolivia, al considerar que su acción distorsionó el anuncio de Evo Morales de que repetiría las elecciones y forzó la dimisión del presidente de ese país.

«España condena que el proceso abierto ayer hacia una nueva convocatoria electoral se haya visto distorsionado por la intervención de las FFAA y de la Policía sugiriendo a Evo Morales que presentara su renuncia», señaló hoy un comunicado del Ministerio de Exteriores español.

A consecuencia de esa petición, Morales renunció un poco más tarde. «Esta intervención retrotrae a momentos ya pasados de la historia latinoamericana», recalcó el Gobierno español.

Además, España hizo un llamamiento este lunes a los actores políticos de Bolivia a «superar a la mayor brevedad» el actual vacío institucional al frente del Ejecutivo y del Legislativo y a evitar el recurso a la violencia.

«Es urgente garantizar la seguridad de todos los bolivianos», la sociedad civil y los actores políticos de todo el espectro, «incluyendo al propio expresidente Evo Morales, sus allegados y los miembros de su administración», señaló el comunicado.

Por ello, España pidió a todos los actores políticos bolivianos «trabajar por vías institucionales y pacíficas para hacer posible la convocatoria de unas nuevas elecciones a la mayor brevedad».

Se trata de «superar a la mayor brevedad el actual vacío institucional al frente del Ejecutivo y del Legislativo de acuerdo con los procedimientos constitucionales» y de «evitar el recurso a la violencia», recalcó la nota.

Este pasado domingo, y por consejo de la Organización de Estados Americanos (OEA), Morales anunció la convocatoria de esas nuevas elecciones y la designación de nuevos miembros del Tribunal Supremo Electoral.

El Gobierno español celebró inicialmente esa nueva convocatoria y animó «a todos los actores políticos bolivianos a trabajar por vías institucionales y pacíficas», por lo que la posterior acción de las Fuerzas Armadas y la Policía supuso para Madrid una distorsión del nuevo proceso electoral que debía abrirse.

EFE

 

Lea también: Uruguay califica de «golpe de Estado» la salida de Evo Morales en Bolivia

Compartir con: