InicioNacionalesExprivada de libertad aspira a título universitario

Exprivada de libertad aspira a título universitario

Ex privada de libertad aspira a título universitario

Exprivada de libertad aspira a título universitario

Radio América. Por medio del trabajo del Consultorio Jurídico Gratuito de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (CJG-UNAH), “Andrea” obtuvo su libertad tras haber estado recluida en el Centro Penitenciario Femenino de Támara, acusada de secuestro agravado.

“Andrea” estuvo recluida en el penal durante 6 años y 5 meses, pero gracias a su buena conducta y a las actividades que realizaba, logró obtener la libertad condicional. “El abogado me dijo que lo único que necesitaba para ayudarme era que yo tuviera una conducta intachable y eso fue lo que hice”, expresó.

La exprivada de libertad actualmente reside con su pareja y su hija de nueve años de edad, se dedica a trabajar medio tiempo y el resto del día al cuidado de la menor.

Su mayor sueño es poder terminar el último año de bachillerato para obtener una educación superior, para lo cual necesita recursos económicos porque con lo que gana no es suficiente para costearse una carrera universitaria, por lo que buscará optar a una beca para poder conseguirlo.

Antecedentes de su caso

“Andrea” fue detenida a la edad de 18 años por los delitos de asociación ilícita y secuestro agravado, pero en su juicio se le determinó una condena de 11 años por privación injusta de libertad, de los cuales ya cumplió 5 y el resto los cumplirá en libertad condicional y deberá firmar una vez por mes.

“Entré por algo muy grande, era un secuestro, privaron de libertad a dos muchachas, yo no lo sabía. Desafortunadamente, un día de fiesta en una casa de mis amigos, estábamos disfrutando, compartiendo, sólo éramos cuatro, yo era la única mujer, pues eran mis únicos tres amigos y no sabía que ellos tenían secuestradas a dos muchachas», comentó.

Pero esta situación no le impidió querer superarse, “saqué todos los cursos habidos y por haber, cursos de belleza, de arte, daba clases de computación, daba clases en la escuela que hay en el penal, le enseñaba a leer y a escribir a personas mayores, saqué teatro, bisutería y me metí a estudiar para avanzar en mi bachillerato, puse una venta de licuados, hice todo lo humanamente posible para permanecer ocupada durante los 5 años que me tocó estar allí” dijo.

Con información de Presencia Universitaria

Puede leer más: Ejecutan “Operación Parentela” contra familia sospechosa de lavar L180 millones

Compartir con: