InicioNoticiasAna Moraga: La mujer maravilla de los pasteles artesanales en Tegucigalpa (Vídeo)

Ana Moraga: La mujer maravilla de los pasteles artesanales en Tegucigalpa (Vídeo)

Ana Moraga: La mujer maravilla de los pasteles artesanales en Tegucigalpa (Vídeo)

(Radio América)- «Si yo vuelvo a nacer me vuelvo a dedicar a esto, es una pasión lo amo y lo disfruto»….. así comienza Ana Moraga a hablar sobre su bebé, Más que Detalles, emprendimiento que el martes 7 de mayo cumplió 2 años luchando por salir adelante.

Ana Moraga nos demuestra que las metas fijadas son el éxito seguro al momento de emprender, y es que sin recibir ningún tipo de curso de cocina, la joven emprendedora hace los más deliciosos pasteles y mejores decoraciones, todo con la receta original de los pasteles de antaño.

Historia de vida

Graduada de licenciatura en mercadotecnia en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y sin oportunidad de empleo durante dos años, decidió emprender un negocio de pastelería.

«Desde muy niña era amante de los pasteles. El pastel representa ese año de vida, entonces a mi no me importaba que no me hicieran fiesta, que no me celebraran a lo grande, pero tenía que estar el pastel presente», comentó nuestra emprendedora.

Moraga tomó el consejo de su hermano e impulsada por su pasión y lo especial que representan los pasteles emprendió un 7 de mayo del 2017 con nada más que las ganas de salir adelante.

«Le hice caso a mi hermano y busqué tutoriales en YouTube y fui adentrándome a la pastelería y me fascinó. Cuando no podía hacer algo no le decía al cliente que no, no puedo!- yo buscaba, lo intentaba y siempre se me daba», relató con muchísima emoción.

Más que un «Pastel»

La palabra pastel se deriva del griego ‘pasté’, que define una mezcla de harina y salsa. El diccionario de la Real Academia Española define ‘pastelería’ como el arte de trabajar pasteles o pastas, y ‘repostería’.

En la Antigua Grecia, los nacimientos se celebraban con pasteles. Los fabricados en Atenas tenían fama, eran elaborados con harina, queso y aceite. Fue en el Imperio Romano, hacia el siglo IV a.C. cuando se distinguió por primera vez la diferencia entre el panadero y pastelero; introduciendo el oficio de los ‘pastillariorum’.

Para nuestra protagonista de hoy, los pasteles son más que ingredientes perfectos combinados y decorados. Un pastel representa un sentimiento, una alegría y sobre todo… una celebración.

Moraga nos comentó que en este negocio ha conocido diversas historias que han tocado su corazón entre ellas la de una pareja que con ansias esperaba el nacimiento de su bebé.

«He conocido historias que me han tocado el corazón, como por ejemplo la historia del primer evento grande que yo tenía, mientras montaba el evento el cliente me comentaba que estaban bien emocionados pero a la vez tenían temor porque la esposa perdió varios bebés antes y comenzó a llorar y yo con ellos», recordó Moraga.

Moraga continuó: «El tiempo de Dios es perfecto y gracias por hacerme parte de este momento tan especial y me invitaron a disfrutar con ellos su Baby Shower».

Familia emprendedora 

Hija de una familia emprendedora, Ana siempre vio el ejemplo de sus hermanos y sobre todo el de su hermano que radica en EEUU desde hace 30 años, mismo que ha sido el asesor e impulsor de la joven emprendedora.

Ese es el caso de su hermano Merlon Moraga que habló con Radio América y comentó lo que ha significado para él el logro de su hermanita.

Por su parte, el patriarca de la familia Moraga expresó lo orgulloso que se siente de su hija.

«Ana a pesar de ser la pequeña de la familia es un ejemplo para todos nosotros», expresó su padre Greg Moraga.

Es por lo anterior que familia, herencia y amor por la repostería son las palabras que definen a Ana Moraga nuestra emprendedora de la semana.

La historia completa aquí:

Lea más: Mario Handal el polifacético emprendedor ¡Señor de las hamburguesas!

Compartir con: