InicioNacionalesMédicos Sin Fronteras y Oxfam rechazan ley que prohíbe el aborto en Honduras

Médicos Sin Fronteras y Oxfam rechazan ley que prohíbe el aborto en Honduras

Médicos Sin Fronteras y Oxfam rechazan ley que prohíbe el aborto en Honduras

Médicos Sin Fronteras y Oxfam rechazan ley que prohíbe el aborto en Honduras

Tegucigalpa, 22 ene (EFE).- Las organizaciones humanitarias Médicos Sin Fronteras (MSF) y Oxfam rechazaron este viernes un decreto de ley que prohíbe de forma absoluta el aborto en Honduras aprobado este jueves por el Parlamento del país centroamericano.

MSF indicó en un comunicado que «observa y reconoce que la prohibición del derecho al aborto es una de las causas principales de la morbididad y mortalidad materna a escala global».

La organización humanitaria enfatizó que «no apoya la prohibición de este derecho fundamental», por lo que pidió al poder Legislativo de Honduras «reconocer las consecuencias médicas y humanitarias que esta reforma conlleva».

«El aborto inseguro es una emergencia médica y el acceso al aborto seguro debe ser considerado principalmente desde el punto de vista de salud, especialmente crítico en casos de violencia sexual», subrayó MSF.

«VIOLENCIA SEXUAL PREVALENTE Y CRÓNICA»

Honduras es uno de los pocos países en el mundo que prohíbe el aborto en todas las circunstancias, incluso en «casos de violación o incesto, cuando la mujer están en peligro y malformación grave del feto», agregó.

«En un país donde la violencia sexual es prevalente y crónica, la educación sexual es limitada y el acceso al anticonceptivo de emergencia (PAE) es ilegal (único país del continente americano que la prohíbe), MSF es testigo de una crisis en el acceso a la salud física y mental de la mujer», destacó.

Dijo además que la «falta de políticas de salud que atiendan las emergencias médicas producto de la violencia sexual pone a la salud de la mujer en segundo plano».

En los países en los que no existen servicios de aborto seguro, las mujeres están «dispuestas a arriesgar su vida al abortar, porque a menudo la perspectiva de continuar con el embarazo es insoportable, principalmente en los casos de violación», señaló.

«La evidencia es clara, las restricciones legales no disminuyen el número de abortos. En cambio, donde el aborto es restringido, es casi inevitable que sea inseguro. Donde el aborto es legal y se dispone de servicios seguros, la mortalidad materna y las discapacidades provocadas por el aborto inseguro disminuyen significativamente», enfatizó MSF.

Médicos Sin Fronteras instó al Estado hondureño a revisar la decisión e hizo un llamado a abrir el diálogo y avanzar con «carácter urgente una legislación orientada a asegurar un acceso seguro a servicios integrales de salud reproductiva para las mujeres, a prevenir embarazos no deseados y a asegurar el acceso a servicios de salud integral a las víctimas de violencia sexual».

VÍCTIMAS DE VIOLENCIA VERSUS EMBARAZO NO DESEADO

Oxfam también rechazó el decreto y señaló que el Estado debe asegurar «medidas efectivas para respetar, proteger y hacer efectivos los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres», tal y como han señalado la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y el Sistema de las Naciones Unidas.

«Honduras es uno de los países de América Latina que no implementa de manera efectiva políticas que resguarden los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, lo cual incide en un grave problema de embarazo en niñas y adolescentes, que a su vez son obligadas a partos que ponen en riesgo sus vidas y su salud emocional», destacó.

Muchos de estos embarazos no deseados o impuestos, añadió, tienen «una relación directa con la violencia y abuso sexual» y la mayoría de las víctimas «no denuncian por temor ante sus abusadores y la ausencia de un sistema judicial que dé respuesta con base en la normativa internacional de derechos humanos de las mujeres, generando desconfianza para la denuncia».

Oxfam se sumó a la demanda por la despenalización del aborto, que deriva en «la necesidad de adopción de compromisos por parte del Estado para asegurar normativas y servicios públicos de calidad que garanticen el acceso legal, seguro y gratuito de las mujeres». EFE

ac/laa

PUEDE INTERESARLE: Publicada en La Gaceta la reforma constitucional sobre escudo contra el aborto en Honduras

Compartir con: