InicioMundoNayib Bukele señala falta de liderazgo de la ONU para enfrentar el COVID-19

Nayib Bukele señala falta de liderazgo de la ONU para enfrentar el COVID-19

Nayib Bukele señala falta de liderazgo de la ONU para enfrentar el COVID-19

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, señaló este martes que a Naciones Unidas «le ha faltado liderazgo» para enfrentar la pandemia del coronavirus.

«Ha faltado liderazgo de parte de este organismo para unir al mundo y enfrentar este virus en un frente común», dijo Bukele un mensaje grabado en el marco del 75 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos.

El mandatario manifestó que «no vale la pena lamentarnos por el pasado, debemos ver esto como una oportunidad, como un llamado de atención para prepararnos antes de que nos golpee una amenaza similar o una más fuerte todavía, prepararnos para la próxima amenaza global y aprovechar también la oportunidad única que tenemos en este momento de la historia de construir y crear nuestro futuro».

Bukele se solidarizó con todos los países afectados por la pandemia de la COVID-19 y agradeció la ayuda brindada a su nación por Estados Unidos, Japón e Italia.

«Ha habido ayuda internacional, eso sí, y es en esta parte que quisiera darle las gracias a los países y organizaciones que nos ayudaron y nos siguen ayudando para que podamos sobrevivir a esta crisis», expresó. Subrayó que «la ayuda, en su gran mayoría, ha sido parte de un trabajo bilateral y no necesariamente debido al Sistema de Naciones Unidas, a pesar de haber sido creada en gran parte para eventos como este, eventos existenciales para la humanidad».

UNA ASAMBLEA GENERAL IRRELEVANTE

Para el mandatario salvadoreño, la Asamblea General de la ONU cambió su formato de intervenciones obligada por la pandemia y «se volvió más irrelevante».

«Hace una año en esta misma Asamblea General mencioné la urgente necesidad de que esta cambie de formato y que si no lo hacían esta se iba a volver irrelevante, pues la Asamblea General cambio de formato, poco, pero cambió empujada por una pandemia histórica pero cambió, pero ¿cuáles son los resultados de este cambio?, volverse todavía más irrelevante», dijo.

Según el presidente salvadoreño, «este año se ha vuelto tan irrelevante que ni siquiera se ha discutido su relevancia para la gran mayoría de la población mundial. Es casi como que si no existiera».

«La mayoría de la gente no solo no verá estos discursos, sino que ni siquiera se acuerda que esta Asamblea existe (…) esto lo digo en un afán de crítica, ya que como el presidente El Salvador soy parte de esta Asamblea General y como ser humano soy un firme creyente en el potencial de esta herramienta para el bien», enfatizó.

Y añadió: «Para algunos esta palabras pueden sonar fuertes, pero es mi alta consideración a los principios fundacionales de las Naciones Unidas y los de esta Asamblea la que me hace decir estas palabras porque quiero que cambie para que sobrevivan, quiero que cambie para que como humanidad podamos utilizar esta gran herramienta, quiero que cambie para que todos juntos tengamos en las manos el cambio del mundo en un destino conjunto de la humanidad».

«Ya casi acaba el año y todavía estamos sufriendo los efectos de una de las crisis más grandes en la historia moderna de la humanidad y ¿qué hemos hecho como Naciones Unidas? Hagan el ejercicio y pregunten a la primera persona que vean, ¿qué ha hecho las Naciones Unidas en esta pandemia?», agregó.

BAJA DE HOMICIDIOS

Bukele aprovechó el espacio para referirse a la baja de homicidios en El Salvador, considerado como uno de los más violentos del mundo, durante su primer año de gestión.

«Con la ayuda de países amigos hemos logrado bajar drásticamente todos los indicadores de inseguridad, homicidios, extorsiones, robos etcétera (…) en nuestra Administración hemos salvado un promedio de 9 vidas diarias que no han sido asesinadas», aseguró.

Señaló que espera que la tendencia -a la baja- siga para «convertir a El Salvador en uno de los lugares más seguros del continente, un país que hasta hace tan sólo dos años era considerado por muchos el país más inseguro del mundo».

«Nos falta mucho todavía, hay varios temas que tenemos que resolver, pero si utilizamos las herramientas, que como humanidad hemos creado, podemos acelerar este proceso que todos los países desarrollados tuvieron que pasar (…) estamos empezando a diseñar y a construir un nuevo país que sirva como modelo de sociedad para el mundo», agregó. EFE

 

Lea además: SAPP: El reto de la nueva administración de los aeropuertos es mantener las operaciones pese a la pandemia

Compartir con: