InicioNacionalesVolver a la normalidad «no es volver a la misma corrupción y politiquería» dice el cardenal

Volver a la normalidad «no es volver a la misma corrupción y politiquería» dice el cardenal

Volver a la normalidad «no es volver a la misma corrupción y politiquería» dice el cardenal

Radio América. El cardenal Óscar Andrés Rodríguez instó este domingo a la ciudadanía hondureña a poner la fe y la mirada en Jesús para no hundirse como Pedro en el agua y para no volver atrás con las mismas actitudes de corrupción y politiquería.

El líder de la iglesia católica en la homilía dominical transmitida por televisión debido a la cuarentena por el coronavirus, manifestó que el hijo de Dios está ahí siempre, aún y cuando los vientos de la vida parecen ser contrarios.

El arzobispo de Tegucigalpa reflexionó diciendo que Pedro comenzó a hundirse luego de aparentar tener confianza. Por lo que invitó a la población hacerlo de corazón para que Honduras no viva lo mismo que aquel discípulo el cual bajó de la barca en una tempestad.

“Honduras puede también hundirse si no ponemos nuestra fe y mirada en Jesús y los criterios del evangelio”, expresó.

Rodríguez subrayó diciendo que volver a la normalidad no es regresar a las mismas costumbres y actitudes.

“No es volver atrás, a la misma corrupción, politiquería y búsqueda del poder sabiendo que eso es relativo”, agregó.

El prelado señaló que se debe hacer el esfuerzo de vivir conforme a los criterios del evangelio para “construir la nueva Honduras no volviendo atrás”.

El cardenal hondureño invitó a pensar hasta dónde esos liderazgos han conducido al pueblo.

Señaló que solamente han llevado a la búsqueda del poder, del dinero mal habido, la corrupción, muerte y la violencia. “no podemos seguir así”, apuntó.

Rodríguez indicó que duelen las circunstancias actuales que está viviendo el mundo haciendo referencia al avances de la pandemia, la tragedia en el Líbano “y para colmo de males, la corrupción que aflora por todas partes”.

El líder religioso levantó una crítica contra los que se aprovechan buscando enriquecerse ilícitamente y contra aquellos que manipulan precios. “Duele que el pobre explote al pobre”.

Lea además:

El papa pide al mundo una «generosa ayuda» para el Líbano

 

Compartir con: