InicioOpiniónEl perfil de Donald Trump

El perfil de Donald Trump

Cristianos frustrados con las iglesias

El perfil de Donald Trump

Con las elecciones del 6 de noviembre se mide la realidad de la política del presidente de los Estados Unidos. La pregunta clave que nos hacemos en este escrito es, cuál es el perfil del presidente Donald Trump como persona, y como gobernante de los Estados Unidos. Para ello vamos a considerar tres aspectos; el primero es su actitud como persona, lo segundo es su ideario político en relación a la realidad norteamericana, y lo tercero es el porqué la mayoría de los medios de comunicación en Estados Unido son hostiles con su persona, pese a que una gran mayoría del pueblo lo apoya.

Vayamos por partes. El presidente Trump tiene una forma de hablar poco diplomática, y a veces grosera, mostrando en su apariencia física una actitud de prepotencia, y sin darse cuenta, expresa las ideas de forma incorrecta, por lo que le acusan de racista y promover el odio. Además, le gusta tuitear y expresar lo que siente, sin pensarlo y analizarlo políticamente. Esta forma de hablar y escribir poco sabia, y sin diplomacia, para un mandatario de la categoría de un presidente, lo ha llevado a ser criticado aún por sus propios colegas del partido Republicano.

El aspecto positivo del presidente Trump es su visión nacionalista de proteger la industria, el trabajo y combatir la inmigración ilegal. Todos los países del mundo tienen el derecho de guardar sus fronteras, y controlar la entrada de los extranjeros a su territorio, para eso existen leyes de migración y trámite de visas, lo cual, establece lógicamente que su lucha contra la invasión de personas, que de forma ilegal tratan de entrar al territorio norteamericano, sea correcta, pues después se convertirían en una carga pública, y en algunos casos, ponen en peligro la seguridad nacional. Una gran mayoría de los ciudadanos norteamericanos están de acuerdo con esta posición firme del presidente, porque si abre la puerta a la invasión ilegal de las caravanas que vienen de Centroamérica, el país puede enfrentar un caos migratorio de consecuencias impredecibles.

Otro aspecto positivo de la política del presidente Trump es el buscar un intercambio comercial con otros países de forma igualitaria y equitativa, lo que se llama reciprocidad comercial. También es lógico frenar la inmigración de empresas norteamericanas que buscan paraísos fiscales, en donde con la mano de obra barata, las transnacionales tienen grandes ganancias, y evitan el pagar impuestos. Estos aspectos de la política presidencial han cautivado a una gran cantidad de ciudadanos norteamericanos, incluyendo a los latinoamericanos que están legalmente en el país.

Quizás el punto más destacado del apoyo que recibe el presidente Trump de los cristianos, radica en su posición de defender los valores tradicionales de la familia, y su oposición al aborto libre, y su negativa al establecimiento de que se legalice el matrimonio gay, ya que los gobiernos anteriores de esta nación la estaban convirtiendo en una Sodoma y Gomorra, como lo señaló en su tiempo el eminente predicador David Wilkerson.

Sin embargo, el presidente Trump confronta una fuerte oposición de los grandes medios de comunicación de los Estados Unidos, debido a sus señalamientos directos contra ellos, y su forma ruda y cruda de expresarse, así como los errores cometidos en el pasado. También estos medios critican su actitud de negar realidades tales como el cambio climático, y su tendencia de aislar a esta nación de los organismos internacionales, principalmente de la Corte Internacional de Justicia, y de la Comisión de los Derechos Humanos.

No cabe duda que el pueblo norteamericano necesita retornar a los valores perdidos, y proteger su industria, así como controlar la migración ilegal, y son estas propuestas la que los votantes valoran, pasando por alto los errores cometidos por el presidente, el cual se deja llevar por su temperamento impulsivo, y muchas veces no escucha los consejos de sus asesores, lo que le ocasiona problemas que los medios manipulan, para atacarlo de forma bien argumentada.

Por: Mario E. Fumero

Compartir con: