InicioDeportesDeporte InternacionalTiger Woods gana su 15º Grand Slam en Augusta y vuelve a la élite

Tiger Woods gana su 15º Grand Slam en Augusta y vuelve a la élite

Tiger Woods gana su 15º Grand Slam en Augusta y vuelve a la élite

(AFP)- Se hizo esperar, pero fue una remontada espectacular a todos los niveles. El estadounidense Tiger Woods ganó el domingo el 83º Masters de Augusta, su 15º título de Grand Slam, y confirmó su épico regreso a la élite del golf tras el escándalo y las lesiones que amenazaron su ya legendaria carrera.

“Es abrumador, ni que sea por todo lo ocurrido”, dijo Woods. “Apenas podía caminar. No podía dormir. No podía hacer nada. Solo el hecho de tener la oportunidad de regresar… es una de las mayores victorias que he tenido”.

Woods, quien comenzó la jornada dos golpes por detrás del italiano Francesco Molinari, terminó una ronda final de 70 impactos (-2) para un total de 275 (-13), uno sobre sus compatriotas Dustin Johnson, Xander Schauffele y Brooks Koepka.

“No podrías haber tenido más drama del que vivimos. Ahora sé por qué me estoy quedando calvo. Esto es difícil”, bromeó Woods.

Es la primera vez que ‘El Tigre’ gana un “major” sin gozar de la ventaja en los primeros 54 hoyos, y el Masters es su primer título importante desde el US Open 2008.

El astro completó una de las remontadas más increíbles en la historia del deporte, al imponerse en una espectacular jornada para terminar con una dolorosa sequía de 11 años.

El estadounidense de 43 años, quien se sometió a una fusión espinal en 2017 por un dolor de espalda crónico que incluso amenazaba con afectar su vida cotidiana, finalmente regresó al primer plano golfistico que tanto le anhelaba.

“Tuve suerte de poder jugar de nuevo”, concedió Woods.

Pero Tiger no solo jugó, sino que ganó, los fanáticos corearon su nombre, y el gran protagonista de la jornada se fue del hoyo 18 abrazando a su madre Kultida, a su hija Sam y su hijo Charlie, tal como había abrazado en el mismo lugar a su difunto padre Earl, tras su primera gran victoria en el Masters de 1997.

“Se ha completado el círculo”, dijo Woods. “Tener a todo el mundo aquí significa mucho para mí y para mi familia”.

El estadounidense se llevó un premio 2,07 millones de dólares, volviendo a lucir la tradicional Chaqueta Verde que se les entrega a los ganadores en Augusta.

“Ser campeón ahora, 22 años después de mi primera victoria, es mucho tiempo, es irreal. No podría estar más feliz, más emocionado. Estoy un poco sin palabras”, resumió el ganador.

Koepka, tres veces campeón de Estados Unidos, Johnson y Schauffele compartieron el segundo lugar con 276 (-12).

“No sé si hay palabras, estoy seguro de que está extasiado”, dijo Koepka sobre Woods. “Tener las lesiones que tuvo y volver y hacer lo que ha hecho… ha sido tremendo”.

 A la caza de Nicklaus

Fue el quinto título del Masters para Woods, el primero desde 2005, y le acercó a tres del histórico récord de 18 ‘Grandes’ que mantiene su compatriota Jack Nicklaus.

“Un gran ‘bien hecho’ de mi parte para Tiger“, dijo Nicklaus a la televisión CBS. “Estoy tan feliz por él y por el deporte del golf… esto es fantástico”.

Los próximos dos grandes torneos del año se jugarán en campos en los que Woods ya ha ganado títulos: Bethpage Black para el Campeonato PGA el próximo mes, y Pebble Beach para el US Open de junio.

“Estoy seguro de que probablemente me lo plantearé (el récord) en el futuro. Ahora es un poco pronto. Apenas estoy disfrutando del número 15”, dijo Woods. “No sé si (Nicklaus) está preocupado o no. Estoy seguro de que está en casa en West Palm (Beach, Florida) simplemente relajándose y mirando”.

Molinari, la rama y el agua

Woods también se acercó a un triunfo de la media docena de Nicklaus en el histórico del Masters y consiguió su 81ª victoria en la PGA de los Estados Unidos.

También estableció un récord para la brecha más larga entre dos triunfos de Masters, una sequía de 14 años, un año más que la marca establecida por el jugador sudafricano Gary Player, desde 1961 hasta 1974.

Woods, Molinari, Schauffele, Koepka y Johnson estuvieron empatados hasta el tramo final, y Molinari se vino abajo en el hoyo 15, al golpear la pelota la rama de un árbol y caer al agua, camino de un doble bogey.

“La energía allá afuera fue brillante”, dijo Molinari. “Con Tiger allí, a la gente le encantaba. Lo hice lo mejor que pude. Estoy orgulloso”, añadió el italiano.

La organización había avanzado la ronda final al domingo por la mañana debido a las tormentas que se esperan que llegaran por la tarde

Rugió ‘El Tigre’

La proeza de Woods despertó el entusiasmo de muchos aficionados del deporte, más allá del golf, incluso alcanzando el ámbito político.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump y el ex presidente Barack Obama se unieron al coro de felicitaciones dirigidas al héroe de la jornada.

“Felicitaciones, Tigre!”, tuiteó Obama. “Volver y ganar el Masters después de todos los altos y bajos es un testimonio de excelencia, agallas y determinación”.

Y también se animó desde Los Ángeles Magic Johnson. “¡Una GRAN enhorabuena para @TigerWoods por ganar el Masters!”, tuiteó la leyenda de la NBA. “¡El rugido del Tigre ha vuelto!”

Lea más: Federer agranda su leyenda con su 100º trofeo como profesional

Compartir con: