InicioNacionalesAún no hay respuesta para familias de los tres aspirantes muertos en ANAPO

Aún no hay respuesta para familias de los tres aspirantes muertos en ANAPO

Aún no hay respuesta para familias de los tres aspirantes muertos en ANAPO

Radio América. A casi dos meses de registrarse la fatídica jornada de ingreso de aspirantes a la Academia Nacional de Policía, donde tres jóvenes promesan perdieron la vida en una presunta rigurosa prueba física de bienvenida al campus, las familias aun no tienen respuesta de las causas reales que cobraron la vida de sus seres amados.

Las exigencias de una pronta investigación imparcial y transparente que traiga justicia para las familias de los fallecidos, así como, la deducción de responsabilidades a los involucrados, no se han materializado.

Los fallecidos hasta el momento, fueron identificados como: Jairo Josué Martínez, Ronal Javier Coello Coello y Kevín Mejía Sánchez.

La situación se ha visto afectada no solo por las excusas que en su momento dieron las autoridades policiales responsabilizando a las víctimas por el consumo de bebidas energizantes y hasta por haberse excedido en su desempeño físico para no verse mal ante sus compañeros en el primer día como aspirantes.

La lentitud del proceso de investigaciones iniciado por el Ministerio Público es cada vez más evidente, al no hacerse público el resultado de las autopsias de los fallecidos las cuales deben demostrar si hubo o no excesos en el recibimiento de los profesionales universitarios, la promoción promesa de Oficiales Auxiliares, con los que se aspira agilizar la etapa de profesionalización de la Policía Nacional.

Hasta el momento lo que prevalece son solo las hipótesis de los familiares y expertos en medicina forense, de un posible exceso de fuerza en el entrenamiento y hasta un proceso decadente de selección en la aplicación de pruebas de ingreso a los postulantes.

Antecedentes

Una vez registrado el hecho, la Policía Nacional confirmó la hospitalización de más de 30 aspirantes con supuestas afecciones respiratorias y los tres decesos posteriores.

La viceministra de Seguridad Julissa Villanueva, el Director de la Policia Gustavo Sánchez y el vocero Miguel Martinez Madrid descartaron el uso de gas lacrimógeno y el exceso de actividad física en el entrenamiento, por lo que se dejó entrever la posibilidad del consumo de bebidas energizantes, así como el exceso de trabajo muscular.

Y aunque las apariciones ante los medios de comunicación fueron recurrentes, la posición de los voceros de la institución fue la de colaborar con las investigaciones del Ministerio Publico, así como la separación del cargo del director de la ANAPO, Comisionado Marlon Vasquez Palma.

Los familiares de los ahora occisos desvirtuaron la versión oficial y aseguraron que ninguno de ellos consumía ese tipo de bebidas, y hasta destacaron que dos de ellos se ejercitaban continuamente.

A la fecha son muchos los pronunciamientos de figuras de interés nacional sobre este lamentable hecho, desde el Congreso Nacional la Comisión de Derechos Humanos citó a las máximas autoridades para que explicaran los hechos en los cuales estos jóvenes perdieron la vida.

Por su parte el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) anunció que denunciará al Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH) los hechos ocurridos en la Anapo el 11 de septiembre de 2022.

Compartir con: