InicioNacionalesCNBS no otorga mas plazo de reestructuración de créditos a afectados por covid-19 y tormentas Eta y Iota

CNBS no otorga mas plazo de reestructuración de créditos a afectados por covid-19 y tormentas Eta y Iota

CNBS no otorga mas plazo de reestructuración de créditos a deudores afectados por covid-19 y tormentas Eta y Iota

CNBS no otorga mas plazo de reestructuración de créditos a afectados por covid-19 y tormentas Eta y Iota

Radio América. Por medio de un comunicado las Autoridades de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), informó que no otorgará más plazo de restructuración crediticia a las personas naturales y jurídicas afectadas por el Covid-19 y las tormentas Eta y Iota que sacudieron al país en el pasado mes de noviembre ( se mantiene plazo del 31 de marzo de 2021).

Comunicado CNBS

1. Los plazos para la re-estructuración de las obligaciones crediticias sujetas a los Mecanismos Temporales de Alivio para los deudores afectados por la Emergencia Sanitaria por Covid-19, ya
fueron prorrogados dos (2) veces mediante las Resoluciones GES Nos. 278/25-06-2020 y
601/02-12-2020, ampliándose el plazo inicialmente de junio a diciembre de 2020, y luego de
diciembre 2020 a marzo 2021, de tal forma que las instituciones bancarias han contado con un
plazo de doce (12) meses, desde marzo de 2020 hasta marzo de 2021, para re-estructurar las
obligaciones crediticias de los deudores afectados por la Emergencia Sanitaria por Covid-19.

Estas ampliaciones de plazo fueron otorgándose en virtud de las restricciones de movilización
impuestas en el país, mismas que fueron flexibilizándose a lo largo del año 2020, de acuerdo al
desarrollo y comportamiento de la Emergencia Sanitaria.

2. Los Mecanismos Temporales de Alivio para los deudores afectados por la Emergencia Sanitaria
por Covid-19 y las tormentas tropicales Eta e Iota, establecen que las operaciones crediticias
de los deudores que se acojan a los referidos mecanismos, conservarán hasta el 31 de marzo de
2021, la categoría de riesgo que mantenían al 29 de febrero y 31 de octubre de 2020,
respectivamente.

De tal forma, que el plazo para la re-estructuración de las obligaciones  crediticias se encuentra alineado con el plazo para la conservación de las categorías de riesgo.

3. La suspensión de las restricciones de movilización, han generado un efecto positivo sobre la economía en general; sin embargo, es importante destacar que la reactivación económica del  país, es una meta de mediano y largo plazo, la cual requiere la solución de problemas  estructurales.

En virtud de lo anterior, consideramos que no es correcto, establecer como premisa que el plazo para las re-estructuraciones de las obligaciones debe alinearse al plazo en que se estime  una reducción o eliminación de la incertidumbre sobre la reactivación de los agentes  económicos; ya que esta será una característica – cuando menos – del año 2021 y las  instituciones bancarias deben prever que la realidad económica y financiera de muchos de sus  clientes ha cambiado, y que si los esfuerzos de re-estructuración de sus deudas no han sido concretizados a pesar de no haber restricciones de movilización, es debido a los impactos  económicos estructurales derivados tanto de la Emergencia Sanitaria por Covid-19, así como de las dos tormentas tropicales (Eta y Iota) que azotaron al país el año pasado.

Asimismo, es importante denotar que los créditos con mayores porcentajes de re-estructuraciones pendientes, según lo señalado en su nota, corresponden a los créditos personales: a) Consumo (55%), incluyendo Tarjetas de Crédito (91%); y, b) Vivienda (76%). Lo anterior, puede explicarse debido a que las personas naturales son menos resilientes a factores  externos que afecten su capacidad de pago, lo cual se advierte en la tendencia creciente,  observada en los últimos doce (12) meses, en el ratio de incumplimiento (RI), el cual para banca  de consumo (incluye tarjetas de crédito) ha pasado de 5.47% en febrero 2020 a 5.75% en  febrero 2021 y en el caso de vivienda de 2.01% a 2.61% en el mismo período.

Dicha tendencia  podría anticipar una menor probabilidad de recuperación en banca de consumo y vivienda para los próximos meses.

4. Las instituciones bancarias deben constituir gradualmente las estimaciones por deterioro que  correspondan, de conformidad al plan de ajuste a ser sometido a aprobación por parte de este
Ente Supervisor a más tardar el 30 de abril de 2021, según lo establecido en la Circular CNBS
No.046-2020 contentiva de la Resolución GES No.654/22-12-2020, relacionada con las
“Medidas Regulatorias Excepcionales que coadyuven a la Rehabilitación y Reactivación de la
Economía Nacional por los efectos ocasionados por la Emergencia Sanitaria por Covid-19 y las
Tormentas Tropicales Eta e Iota”.

Por lo anterior y con base en los análisis y opinión de los órganos técnicos de esta Comisión, no procede otorgar una tercera prórroga para la re-estructuración de las obligaciones crediticias de los deudores afectados por la Emergencia Sanitaria Nacional por Covid-19 y tormentas tropicales  Eta e Iota.

Lo anterior, sin perjuicio de la facultad que tienen las instituciones bancarias de poder  re-estructurar sus operaciones de crédito en cualquier momento, observando para ello, los  lineamientos vigentes emitidos por el Ente Supervisor en materia de evaluación y clasificación de  cartera crediticia.

Sin otro particular y reiterándole mis muestras de consideración y respeto,

Atentamente,

ETHEL DERAS ENAMORADO

Presidente

Información: Ricardo Castillo

PUEDE INTERESARLE: Honduras busca reducir los efectos del cambio climático con apoyo de FAO

Compartir con: