InicioNacionales“Los Zaqueos de este mundo deben devolver lo robado y compartir con el pobre”: Cardenal Rodríguez

“Los Zaqueos de este mundo deben devolver lo robado y compartir con el pobre”: Cardenal Rodríguez

“Los Zaqueos de este mundo deben devolver lo robado y compartir con el pobre”: Cardenal Rodríguez

“Los Zaqueos de este mundo deben devolver lo robado y compartir con el pobre”: Cardenal Rodríguez

Radio América – El Cardenal Oscar Andrés Rodríguez ofició la misa dominical en la Catedral Metropolitana y en su homilía llamó a los “Saqueos” de este tiempo a devolver lo robado y compartirlo con los más necesitados.

El representante de la Iglesia Católica de Honduras reflexionó sobre la lectura del Evangelio San Lucas, de la historia de Zaqueo, un pecador, rico, recaudador de impuestos con quien pese a murmuras de la gente Jesús compartió en su casa y este logró su salvación al al prometer dar la mitad de sus bienes a los pobres y cuatro veces más a quienes había perjudicado.

“Hoy tengo que hospedarme en tu casa”, se lo dijo el Señor a Zaqueo, “pero nos lo dice también a nosotros, cada día, estas palabras de Jesús a Zaqueo son también para nosotros, hoy tengo que hospedarme en tu casa, eso hoy en el evangelio tiene un sentido especial, es el hoy de Dios, la oportunidad que Dios nos ofrece a cada instante para vivir, para crecer, para avanzar en nuestra vida”, dijo.

El prelado dijo que hoy en día muchas personas dicen que se han encontrado con Cristo, pero siguen igual, y se están engañando a sí mismos. “Ya Cristo me salvó… ajá y todo lo que te robaste, no creas que es así no más, Cristo me salvó porque levantaste una manito, todo lo que te robaste lo tenés que devolver, eso es lo que Dios manda, hay un  mandamiento que dice no robar, no matar, no levantar falso testimonio ni calumniar, no mentir, dónde están esos mandamientos de Dios, ahh, ya Cristo me salvó, no Señor, si no entras por la ley del Señor”.

Y señaló que Zaqueo no dijo “ya me salvé, ya vino Jesús a mi casa, no, el cambio fue total, Zaqueo, se puso en pie y dijo la mitad de mis bienes se los doy a los pobres y si en algo he defraudado voy a restituir cuatro veces más. Ahí está la gran enseñanza del Señor Jesús, nuestro encuentro con Él debe cambiar nuestra vida. Y Jesús le contestó a Zaqueo: hoy llegó la salvación a esta casa; no fue del labio para afuera, no fue como aquel fariseo que el domingo pasado dijo yo no soy como aquel pecador que está en aquel rincón, yo pago mi diezmo, yo aquí, yo allá, yo allá, jugando yo-yo”.

En ese sentido indicó que la acción de Zaqueo “es la justicia que necesita nuestro mundo, necesitamos liberar el corazón de la ambición de tener, de poseer, de enriquecerse, de qué sirven esos capitales que han amontonado los corruptos, los narconegociantes, si todo lo pierden, si allí están entre cuatro paredes ni siquiera con un vestido, para qué sirve todo el mal si todo lo pierden”.

“Necesitamos liberar nuestro corazón de la ambición de tener, y nuestro mundo entonces se va a transformar como se transformó Zaqueo, con la mirada de Jesús Zaqueo se sintió amado por Él, se sintió único, sintió que su vida era valiosa, la amistad y la comunión con Jesús le hacen feliz, alegre, al haber abierto con las puertas de su casa, Jesús pide que le abramos las puertas de nuestra vida, de nuestro corazón, de nuestra libertad, que lo podamos recibir como amigo”, expresó Rodríguez.

A su vez indicó que “el odio nunca va a causar la conversión de nadie, sigan insultando, sigan haciendo el mal en esas redes sociales que lo que van a cosechar será mal, será odio, será vacío interior y nunca van a cambiar, abran las puertas de su corazón a Cristo, abran las puertas de su corazón al amor, dejen de denigrar e insultar, respeten a cada persona como hija de Dios, entonces todos los Zaqueos de este mundo deben comprender que deben devolver lo robado y que deben compartir con el más pobre”.

Compartir con: