InicioMundoPeriodista nicaragüense preso en huelga de hambre para poder ver a hija

Periodista nicaragüense preso en huelga de hambre para poder ver a hija

Periodista nicaragüense preso en huelga de hambre para poder ver a hija

Managua, 21 sep (EFE).– El periodista deportivo nicaragüense encarcelado Miguel Mendoza, un crítico del Gobierno del presidente Daniel Ortega, comenzó una huelga de hambre en protesta para que las autoridades le permitan ver a su hija de ocho años, con la que no se encuentra desde hace 15 meses, informaron sus familiares.

En una declaración pública, los familiares del cronista deportivo aseguraron que Mendoza inició el ayuno el lunes pasado en la cárcel policial «El Chipote», oficialmente conocida como la Dirección de Auxilio Judicial, ubicado al sur de Managua.

«Miguel ha expresado que, si no le permitían ver a la niña antes del 19 de septiembre, iniciaría una huelga de hambre, hasta que se le permita reencontrarse con Alejandra», indicaron los familiares, que fueron autorizados a visitar a Mendoza el 27 de agosto pasado.

El periodista fue detenido por la Policía Nacional en junio de 2021 en medio de una ola de arrestos contra líderes disidentes, aspirantes a candidatos a la Presidencia por la oposición y profesionales independientes, previo a las elecciones generales en las que Ortega obtuvo una nueva reelección.

En febrero pasado, Mendoza fue condenado a nueve años de cárcel por conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional en perjuicio del Estado de Nicaragua y de la sociedad.

Los familiares de Mendoza afirmaron que, tras casi 15 meses de no ver su papá, la menor sufre «afectaciones físicas y emocionales que ha provocado en la niña esta separación cruel y forzosa».

La separación entre padre e hija es total, según los familiares, ya que al periodista no se le permite intercambiar mensajes escritos ni dibujos con su niña.

Uno de los mensajes escritos por la menor fue: «hola papi, he grabado videos, he realizado dibujos, con la esperanza de que alguien te los pueda mostrar. Mi corazón sufre mucho, porque tengo más de un año de no verte. Te amo».

La defensa del periodista ha introducido 11 recursos para que se cumpla el derecho de visita en prisión que tienen padre e hija, pero no han obtenido respuesta, anotaron los familiares.

En agosto pasado, la activista Tamara Dávila y el periodista Miguel Mora, que al igual que Mendoza son considerados «presos políticos» por los organismos humanitarios, lograron ver a sus respectivos hijos después de iniciar sendas huelgas de hambre.

Datos avalados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) indican que en Nicaragua hay más de 200 «presos políticos», incluyendo al obispo Rolando Álvarez -cuyo caso es seguido por el papa Francisco-, y otros siete sacerdotes desde 2018.

Nicaragua vive una crisis que dejó al menos 355 muertos en su primer año, según la CIDH, y se agravó en noviembre pasado con los comicios en los que Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, fueron reelegidos en sus cargos, con siete de sus potenciales rivales en prisión y dos en el exilio. EFE

Compartir con: