InicioMundoUnión Europea rechaza expulsión «injustificada y unilateral» de embajadora en Nicaragua

Unión Europea rechaza expulsión «injustificada y unilateral» de embajadora en Nicaragua

Unión Europea rechaza expulsión «injustificada y unilateral» de embajadora en Nicaragua

Bruselas, 2 oct (EFE).– El alto representante de la Unión Europea para los Asuntos Exteriores, Josep Borrell, rechazó este domingo la decisión «injustificada y unilateral» del Gobierno de Nicaragua de expulsar y declarar «non grata» a la embajadora de la Unión Europea (UE) en Managua, Bettina Muscheidt, que salió del país este sábado.

«La UE lamenta profundamente y rechaza esta decisión injustificada y unilateral», dijo Borrell en una declaración en la que también advirtió de que estas acciones «hostiles» afectarán a las relaciones bilaterales entre Nicaragua y los Estados miembros de la UE y «conducirán a un mayor aislamiento internacional» de este país centroamericano.

La UE, añadió, «está estudiando el camino a seguir y responderá de manera firme y proporcional».

Borrell, que también lamentó la decisión del Gobierno nicaragüense de cortar los lazos diplomáticos con Países Bajos y subrayó su «apoyo inquebrantable» al gobierno neerlandés, insistió en que la actual crisis política en Nicaragua «debe resolverse mediante un auténtico diálogo entre el gobierno y la oposición».

«La UE reafirma su continuo compromiso con el pueblo nicaragüense y con la defensa de la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos» y «sigue abierta al diálogo con Nicaragua, siempre que éste se desarrolle de forma respetuosa», apuntó el jefe de la diplomacia comunitaria.

La noticia de la expulsión de la embajadora se dio después de que el pasado lunes la delegación de la UE ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) exhortara al Gobierno de Daniel Ortega a «devolver la soberanía de Nicaragua al pueblo nicaragüense» y a «restaurar la democracia» en el país.

A mediados de septiembre, también el Parlamento Europeo aprobó por mayoría una resolución sobre la situación de Nicaragua, «en particular la detención del obispo Rolando Álvarez», en la que -entre otras cosas- exigió la liberación inmediata del líder religioso y de todos los «presos políticos».

Las relaciones entre Nicaragua y la UE se han mantenido tensas en los últimos cuatro años debido a sanciones establecidas por Europa a familiares y allegados del presidente Daniel Ortega, así como funcionarios e instituciones del Gobierno, por señalamientos de violaciones a los derechos humanos.

Desde abril de 2018 Nicaragua vive una crisis sociopolítica que en su primer año dejó al menos 355 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). EFE

lzu/ag

Compartir con: