InicioNacionalesDEA relata que narcos aportaron millones de dólares a campañas del Partido Nacional

DEA relata que narcos aportaron millones de dólares a campañas del Partido Nacional

DEA relata que narcos aportaron millones de dólares a campañas del Partido Nacional

Según el informe de la Administración de Control de Drogas​ (DEA), el narcotraficante hondureño Juan Antonio Hernández aseguró millones de dólares en ingresos provenientes de la droga para las campañas del Partido Nacional de Honduras en relación con las elecciones presidenciales de 2009, 2013 y 2017.

Según la DEA, a partir de 2008, Tony Hernández se asoció con Amílcar Alexander Ardón Soriano, ex narcotraficante y alcalde hondureño, bajo la protección del liderazgo del Partido Nacional.

Asimismo, la agencia relata que Tony Hernández y Ardón Soriano obtuvieron protección contra la investigación, el arresto y la extradición a través de sobornos masivos pagados a políticos de alto rango, incluidos, entre otros, Porfirio “Pepe” Lobo Sosa y Juan Orlando Hernández.

Relato de hecho de la DEA y que la llamó “Conducta de tráfico de drogas de Hernández”

La carrera de narcotraficante de Tony Hernández comenzó alrededor de 2004 cuando comenzó a brindar información confidencial sobre las fuerzas del orden y el ejército a los principales narcotraficantes hondureños Víctor Hugo Díaz Morales, alias «El Rojo», y Héctor Emilio Fernández Rosa, alias «Don H.»   Tony Hernández proporcionó a Díaz Morales información sobre, entre otras cosas, las operaciones de la Armada de Honduras; los esfuerzos de los Estados Unidos para capacitar a los pilotos de la Fuerza Aérea Hondureña para que vuelen de noche para realizar operaciones antinarcóticos; capacidades de radar militar para que los envíos de aviones de cocaína pudieran evitar ser detectados; y esfuerzos de interdicción por parte de algunos oficiales de la Policía Nacional de Honduras.   A lo largo de su relación, Tony Hernández ayudó a Fernández Rosa y Díaz Morales a distribuir aproximadamente 140.000 kilogramos de cocaína.

Para 2008, el tráfico de narcóticos de Tony Hernández se había expandido y también estaba fabricando su propia cocaína en un laboratorio que controlaba cerca de El Aceitico, Colombia.   Tony Hernández les dijo a sus co-conspiradores que parte de la cocaína fabricada en su laboratorio estaba sellada con sus iniciales «TH», y una fotografía de un kilogramo de cocaína sellada con «TH» fue interceptada durante el curso de la investigación.   Tony Hernández suministró a sus co-conspiradores toneladas de cocaína que se producía en su laboratorio.

A partir de 2008, Tony Hernández se asoció con Amílcar Alexander Ardón Soriano, ex narcotraficante y alcalde hondureño, bajo la protección del liderazgo del Partido Nacional.   Tony Hernández y Ardón Soriano obtuvieron protección contra la investigación, el arresto y la extradición a través de sobornos masivos pagados a políticos de alto rango, incluidos, entre otros, Porfirio “Pepe” Lobo Sosa y Juan Orlando Hernández.   En relación con las elecciones nacionales de 2009, los sobornos de drogas pagados a cambio de protección incluyeron:  (i) Ardón Soriano pagó $ 2 millones para apoyar la campaña presidencial de Lobo Sosa y la campaña de reelección de Juan Orlando Hernández para un puesto en el Congreso de Honduras; (ii) Díaz Morales pagó $ 100,000 a Tony Hernández para apoyar las campañas del Partido Nacional; y (iii) Ardón Soriano sobornó a tres congresistas bajo la dirección de Juan Orlando Hernández para que los congresistas apoyaran los esfuerzos de Juan Orlando Hernández para convertirse en presidente del congreso.

Juan Orlando Hernández fue nombrado presidente del congreso a principios de 2010. Tony Hernández, Ardón Soriano y sus co-conspiradores, incluido el coacusado Mario José Calix Hernández, teniente de alcalde hondureño, y el coacusado Mauricio Hernández Pineda, entonces- miembro de la Policía Nacional de Honduras y primo de Tony Hernández, aprovechó la protección del Partido Nacional para seguir transportando enormes cantidades de cocaína.   Una o dos veces al mes en 2010, Tony Hernández envió cargamentos de cocaína a Ardón Soriano que constaban de aproximadamente 300 kilogramos; y una vez al mes en 2011 y 2012, Tony Hernández envió cargamentos de cocaína marítima a Ardón Soriano que variaban en tamaño de 700 a 1,600 kilogramos.

En 2013, Tony Hernández estaba haciendo campaña para convertirse en congresista y Juan Orlando Hernández estaba haciendo campaña para convertirse en presidente.   Alrededor de este tiempo, Juan Orlando Hernández solicitó $ 1.6 millones en ganancias de la droga de Ardón Soriano para mantenerse a sí mismo y a las campañas del Partido Nacional.   También durante la campaña de 2013, Tony Hernández aceptó $ 1 millón del exlíder del Cartel de Sinaloa Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias «Chapo», para apoyar la campaña presidencial de Juan Orlando Hernández.   Durante las reuniones con el Chapo en Honduras, Tony Hernández prometió brindar protección a los miembros de su conspiración y sus envíos de cocaína a través del territorio hondureño si Juan Orlando Hernández era elegido presidente.

En noviembre de 2013, Tony Hernández fue elegido para el congreso hondureño y Juan Orlando Hernández fue elegido presidente.   Entre 2015 y 2017, Tony Hernández y Juan Orlando Hernández continuaron obteniendo grandes sumas de ganancias de las drogas para las campañas del Partido Nacional a cambio de proteger a los narcotraficantes.   Por ejemplo, aproximadamente seis meses antes de las elecciones nacionales de noviembre de 2017, Tony Hernández y Juan Orlando Hernández se reunieron con Ardón Soriano en Copán, Honduras.   Durante esa reunión, Tony Hernández y Juan Orlando Hernández solicitaron $ 500,000 y 1.6 millones de Lempira (moneda hondureña) en ganancias de la droga de Ardón Soriano para “financiar” la campaña del Partido Nacional en los Departamentos de Copán y Lempira.

Compartir con: