InicioOpiniónEl voto responsable

El voto responsable

El voto responsable

Por Arturo Alvarado Sánchez: A raíz de mi último artículo donde excito a los hondureños a emitir un voto razonado y responsable para escoger a las personas que, en su criterio, llenan los requisitos éticos, profesionales y de liderazgo que se necesitan para gobernar nuestro país, varias personas se han comunicado conmigo para indicarme que es muy difícil votar cuando se desconoce la información básica de los candidatos a los puestos de elección popular. Abundando en detalles, me decían, no conozco la mayoría de los candidatos de mi propio partido y entonces ¿cómo voy a votar en forma responsable?

Es evidente que para ejercer un voto responsable el ciudadano debe preocuparse de investigar y procurar conocer quiénes son los candidatos a elección popular, cuáles son sus antecedentes personales, sociales y políticos y cuál es su proyecto de gobierno, para de esa forma evaluar y votar por las personas que considere son las mejores opciones para el país.

Por lo anterior, me permito sugerir que debería ser obligatorio que cada partido político publique un suplemento con el listado de cada uno de sus candidatos a elección popular, incorporando una breve información básica como el nombre completo, fecha de nacimiento, experiencia profesional, personal y política. De esta forma, los ciudadanos por lo menos tendrán algún conocimiento de los candidatos de los distintos partidos políticos y podrán entonces elegir por quién votar, actuando en forma responsable y razonada.

De cumplir con lo anterior, los partidos políticos también estarían actuando en forma transparente, brindando a sus partidarios y al resto de los ciudadanos los elementos que, por lo menos, les permita llegar a una decisión de voto con información personal, aunque mínima, de cada uno de sus candidatos. Esto a la larga podría promover que los partidos políticos también se preocupen por seleccionar sus candidatos con base en méritos y no simplemente por ser un seguidor ciego de las instrucciones de los dirigentes del partido o por el número de años de membresía.

Igualmente debería haber otros cambios que mejoren el proceso eleccionario en el país. Para el caso, se debería respetar el artículo 202 de la Constitución de la República eligiendo el número de diputados en función del número de habitantes de cada municipio o departamento. Y tratando de mejorar el compromiso de cada candidato a diputado con sus electores, también se debería elegir a los diputados por municipios y no por departamentos. Esto facilitaría que los electores estuvieran más familiarizados con los candidatos de su municipio y además, crearía cierto grado de compromiso de los candidatos hacia su municipio y sus electores.

En resumen, estamos ante un mundo que hacia el inmediato futuro se tiene que enfrentar a nuevos retos y transformaciones dentro de lo que se denomina “la nueva normalidad” y por lo tanto, es indispensable que los procesos de elección también se sometan a revisiones profundas y modernizantes, para que se puedan seleccionar los mejores candidatos para enfrentar esos retos y transformaciones y ofrecer a los ciudadanos mejores condiciones de vida. Los políticos no pueden tratar de seguir con el “business as usual”.

Compartir con: