InicioOpiniónJ. E. MEJÍA UCLÉS: COMERCIO REGIONAL

J. E. MEJÍA UCLÉS: COMERCIO REGIONAL

J. E. MEJÍA UCLÉS: EL MIEDO

J. E. MEJÍA UCLÉS: COMERCIO REGIONAL

Uno de los aspectos esenciales de la agilización del comercio, es identificar de forma precisa, aquellos mecanismos que coadyuven a la fluidez del transporte de las mercancías, en este punto que nos ocupa es necesario destacar el desarrollo tecnológico y la innovación, que contribuyan a evitar tropiezos y condiciones marginales tanto en las importaciones como exportaciones de bienes.

La SIECA, es la encargada como Subsistema de la Integración, de poner en práctica los sistemas que permitan facilitar los procedimientos administrativos, la documentación y demás disposiciones que simplifiquen el despacho en frontera del tráfico de las mercaderías.

La Facilitación del Comercio, como uno de los objetivos de la OMC, es uno de los pilares para que la Unión Aduanera Trinacional y la regional, puedan transitar satisfactoriamente, y coadyuven al desarrollo económico de los países miembros.

Con el fin de armonizar procesos y documentación en la región, las autoridades Aduaneras, el COMIECO y la SIECA, implementan procesos nuevos enmarcados en la innovación y sistematización. Uno de estos procesos fue el lanzamiento de la nueva Declaración Única Aduanera (DUCA) en sus tres modalidades. Sin embargo, este lanzamiento ha tenido serios inconvenientes que han causado retrasos y pérdidas económicas a la región. Las autoridades regionales han instruido a la SIECA, a implementar el plan de contingencias regional y que a la mayor brevedad posible se consoliden los equipos técnicos, tanto normativos como informáticos para que analicen el impacto de la puesta en ejercicio de la DUCA, con el fin de corregir los procesos del sistema.

El COHEP, al igual que el Sector privado nacional y regional, ve con profunda preocupación las afectaciones comerciales y económicas en la región de la Unión Aduanera, por la forma en la cual se implementó la DUCA, sin hacer pruebas piloto con usuarios de diferentes rubros, que aseguraran una exitosa transición de los sistemas anteriores a los nuevos y su sostenibilidad en el tiempo. El obviar trabajar más de cerca con los usuarios, obstaculiza el comercio regional e interrumpe de manera decisiva el despacho aduanero, aún cuando se active el plan de contingencia. Esto deja lecciones a las autoridades regionales, locales y la SIECA, de tener una mejor coordinación con el sector privado, que es al final quien utiliza permanentemente estas herramientas, para generar riqueza y empleos.

En consecuencia, si bien es cierto, se atienden los procesos de despacho de las exportaciones e importaciones, se procura la normalización del tránsito de mercancías que se amparan en la DUCA, tal situación no deja de ser preocupante e inquietante en el medio empresarial. Dejando, por falta de capacidad, cuantiosas pérdidas al empresariado nacional.

EMPRESARIOS SOMOS TODOS!

 

Compartir con: